Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: Ian Kershaw, un historiador riguroso, ameno y accesible
09/07/2019 | 19 visitas
Imagen Noticia
Antes de orientar su interés hacia la Europa contemporánea, Kershaw hizo un gran aporte al estudio de Hitler y el nazismo POR LUIS ALBERTO ROMERO LA NACION

Sir Ian Kershaw, profesor emérito de la Universidad de Sheffield, es uno de los más conocidos historiadores de la Alemania nazi, por sus libros -rigurosos, y también atractivos para el lector no profesional- y por los excelentes documentales que ha hecho con la BBC. Se inició en el tema al sumarse en 1975 -tenía 32 años- al gran proyecto de investigación de la Universidad de Baviera sobre la vida cotidiana bajo el nazismo, dirigido por el prestigioso Martin Broszat. Le asignaron el tema de la opinión de la gente común bajo el nazismo y las formas de "resistencia", una categoría que Kershaw reformuló, en términos menos heroicos, como "disenso". Sobre ese tema publicó en 1983 un libro, el único con estricto formato de monografía académica.

Por entonces, era testigo de la "querella de los historiadores" alemanes sobre el período nazi, que trascendió las universidades y se instaló en el debate público cuando una nueva generación de alemanes descubrió algún nazi militante en su familia y comenzaron las polémicas sobre las responsabilidades personales en el pasado reciente. La intensidad de ese debate, y la militancia de sus colegas, sorprendió a Kershaw, acostumbrado al sobrio estilo de los scholars británicos.

Hubo quienes, plenos de corrección política, condenaban y demonizaban al nazismo, el "mal absoluto", the Evil. Otros -los más conservadores- trataban de lavarle la cara al pasado mediante el recurso de mostrarlo como un caso más, aunque extremo, de una época donde hubo cosas parecidas. Otros, finalmente, como su maestro Broszat, distinguían su juicio moral, severo, del trabajo del historiador que -como decía Bloch- debe comprender, antes que juzgar.



Separar estas cosas en relación con el nazismo era algo muy difícil en la Alemania Federal de 1980, y lo sigue siendo en buena medida. Kershaw, un liberal progresista, se alineó con Broszat, un socialista, y otros que repudiaban a los "justificadores", como Ernst Nolte, pero a la vez no renunciaban a su tarea de historiadores. En La dictadura nazi (1985), Kershaw sistematizó los problemas y perspectivas en discusión, formulados como antítesis, y propuso posturas superadoras. Ya lo había hecho en su primer libro, sobre el mito de Hitler, publicado en alemán en 1980. Allí desplazó la pregunta sobre el carácter demoníaco de Hitler hacia otra sobre la construcción de su imagen por la propaganda partidista y, sobre todo, por la proyección en su figura de las fobias y anhelos sociales.

Por ese camino, Kershaw se sumó a quienes, sin prescindir de un juicio moral contundente, trataron de normalizar la historia del nazismo, reemplazando los blancos y negros por una paleta de grises y, sobre todo, buscando una explicación racional y compleja para la dimensión irracional, tan fuerte en el nazismo.

En su libro de 1983 había matizado el supuesto antisemitismo exterminador de la sociedad alemana. El camino de Auschwitz -escribió- se construyó con el odio ancestral a los judíos pero se pavimentó con la indiferencia de la gente común hacia lo que los nazis hacían.


Otros aportes originales aparecieron en su biografía de Hitler en dos gruesos tomos -Hubris (1998) y Némesis (2000)- rematada con un epílogo sobre las últimos días del nazismo. En ella eludió tanto el determinismo socioeconómico como el psicologismo y resaltó la dimensión política del fenómeno nazi, la "primacía de la política". De su vida personal dice lo indispensable, pero analiza en detalle el contexto, y sobre todo la forma de tomar decisiones, tan importante para la cuestión discutida de las responsabilidades.

Hitler aparece como un líder extraviado pero a la vez poco preocupado por la instrumentación de sus consignas generales. En torno suyo, un conjunto de dirigentes nazis, instalados cada uno en un fragmento del Estado y compitiendo ferozmente entre sí, se consagraron a "trabajar en la dirección del Führer" (la frase tiene la marca de origen de Kershaw), instrumentando al extremo las consignas, y creando la infernal dinámica de radicalización que singularizó al nazismo entre otros totalitarismos. Tras ellos había una burocracia estatal, surgida en tiempos del Imperio, entrenada para cumplir eficientemente las órdenes recibidas, pero no para cuestionarlas.

Con estas ideas, Kershaw escribió sus libros con claridad sobria y poco adjetivada, logró ligar la investigación académica con el universo de lectores diseminados en el mundo, preocupados por las cuestiones morales pero también ávidos de conocer la intimidad de un régimen tan singular como impactante.

Desde hace unos años, Kershaw reorientó su interés hacia la historia contemporánea de Europa. Ya conocemos el primer volumen, excelente, referido a un primer período ya transitado por los historiadores. El segundo tomo, que va de 1950 a 2017 tiene pocos precedentes, salvo la gran obra de Tony Judt, de modo que el desafío es mayor. Lo esperamos con ansiedad.




Por: Luis Alberto Romero

LA NACION
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
El día que el círculo rojo le torció el brazo a Marcos Peña
El gesto de Macri de dar más lugar en Cambiemos a figuras extrapartidarias y la llegada de Pichetto a la fórmula oficialista marcan una nueva etapa tras el "purismo" del jefe de Gabinete POR LAURA DIMARCO LA NACION
» Leer más...
Imagen Noticia
Estamos mal pero vamos bien (Menem II)
Dólar quieto y la baja de la inflación devolvieron al oficialismo mayor competitividad electoral. POR RICARDO KIRSCHBAUM CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
Panorama empresarial Alianza estratégica FMI-Casa Rosada para asegurar la reelección
Donald Trump y Mauricio Macri tienen una larga historia en común. Eso ayudó al vínculo con los EE.UU POR MARCELO BONELLI CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
El sigiloso y riesgoso retorno del atraso cambiario
El argumento de que no puede existir tal retraso en un mercado de cambios libre es la obra maestra del simplismo.. POR WALTER GRAZIANO AMBITO.COM
» Leer más...
Facebook
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Cultura
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra