Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: El océano, la ribera y el espejo
08/01/2020 | 33 visitas
Imagen Noticia
POR ARIEL TORRES LA NACION

Qué sabemos del otro? Casi nada. Escasamente, tenemos alguna idea de lo que somos nosotros, de lo que nos pasa, de la forma en que reaccionaríamos ante una situación adversa. Idea condimentada con racionalización y supuestos. Una vida entera nos va enseñando, a puro puñetazo, de qué madera estamos hechos.

Antes de la guerra, estaba convencido de ser un verdadero cobarde, un pusilánime diplomado que se paralizaría ante cualquier circunstancia de extrema violencia. Hasta que durante una práctica de tiro me tocó supervisar a los que se recostaban en la mesa para disparar. Pasaron varios sin novedad, y entonces llegó un soldado de porte pequeño al que le habían dado, no sé si por impericia o por maldad, el fusil pesado, conocido como FAP. Esa arma es una bestia que patea como un caballo. Además, el soldado cometió el error de colocar la palanca en la posición de automático. Así que cuando le di la orden de abrir fuego no salió un tiro solo, sino una ráfaga que, aterrado, sin poder soltar el gatillo, fue incapaz de suprimir. Un instante después, perdió el control del fusil, que empezó a levantarse, mientras se le deslizaba de las manos y los balazos destrozaban los altos parapetos de ladrillo, unos metros más adelante. Pues bien, jamás me habría imaginado que, con inobjetable frialdad, sujetaría el arma y la bajaría lentamente, mientras le susurraba:

-Alto el fuego, soldado, por favor.



Gritarle habría sido catastrófico, y además se supone que un cabo no pide por favor. Pero él y yo éramos civiles reclutados unas semanas atrás. Soltó el gatillo y se quedó temblando y del color de la harina, con el fusil hirviendo, pero por fin en silencio. Tuve un problema por esta enojosa situación, pero conseguí hacerle entender a uno de mis jefes que ese chico nunca iba a poder controlar semejante arma.

¿Qué sabemos del otro, si somos casi desconocidos para nosotros mismos? En el mejor de los casos, las parejas vigorosas y los amigos verdaderos hablan durante horas, a lo largo de décadas. Conocen así sus ideas, sus preferencias, sus temores. Pero al final del día, sabemos que, como lo pintó de manera inigualable el gran Ionesco, esa persona que duerme a nuestro lado o el amigo que acaba de marcharse, luego de una noche de conversación y buen vino, son casi completos desconocidos.

Es verdad que, después de muchos años de convivencia y de amistad, interpretamos el mohín sutil, el ceño apenas fruncido, la ironía traslúcida de una respuesta ácida. Podemos anticipar, se lo concedo, cómo reaccionará frente a las minucias cotidianas. Sabemos también dónde le duele. Qué le resulta tentador.


Pero muchas veces me he quedado, en virtud de mis insomnios, observando al ser amado, que respira un suave sueño tranquilo, y se me ha dado por pensar que en realidad estoy en la ribera de un océano. Sé que cuando se despierte, al día siguiente, estará de buen humor (al revés que yo) y con una energía que nada en este mundo me permitirá jamás entender. Ah, y con su sonrisa celestial. Pero soy consciente de que estoy en la orilla de esa existencia. Amaneció, vaya, pero ahora me encuentro desayunando frente a un horizonte inalcanzable.

No está mal seguir el consejo con el que recibía al visitante el Templo de Apolo en Delfos. Gnothi seautón. Conócete a ti mismo. Pero tengo la impresión de que en ese afán nos perdemos de los mundos interiores en cuyas orillas nos sentimos como en casa y en cuyas aguas nos miramos como si fueran espejos condescendientes.

¿Qué sabemos del otro? Casi nada. Ni siquiera intentamos ahondar; estamos demasiado ocupados con nuestra propia brújula y nuestras ocasionales tempestades. Es mutuo, claro. Me pregunto si el amor alcanza para unir dos orillas tan distantes. ¿No será acaso esta ignorancia del otro lo que desgasta las relaciones? ¿No deberíamos mirar más allá de la ribera y del espejo hipnótico? Porque hay océanos allí.




Por: Ariel Torres

LA NACION
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
El asesinato que nos patea la cabeza
En el crimen de un chico en Villa Gesell vuelven a asomar las dificultades más dolorosas de la Argentina precaria.
» Leer más...
Imagen Noticia
Tarifas y dólar congelados: las incógnitas de un plan ausente
El fantasma del atraso cambiario y las tarifas ya dibujan un problema serio para el Gobierno. La inflación acosa y pide un plan que la ponga en caja
» Leer más...
Facebook
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • NOTAS POLITICAS
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra