Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: Elecciones en EE.UU.: Donald Trump, ¿jugando con fuego en el Lejano Oeste?
15/11/2020 | 14 visitas
Imagen Noticia
El atasco institucional que sucede en EE.UU. entre Donald Trump y Joe Biden es la señal de una crisis de magnitud en la democracia de la potencia, un declive que celebran los adversarios de Norteamérica y que parece solo destinado a profundizarse. POR MARCELO CANTELMI CLARIN
La conocida trampa de Tucídides constituye una advertencia. El gran cronista de la guerra del Peloponeso enseñaba en el siglo V antes de Cristo, que la emergencia de una potencia nueva crea una inexorable tensión en el balance de poder con la que está rigiendo. Es lo que una extensa tribu de analistas y politólogos temen en el cruce entre EE.UU. y China. Últimamente lo ha reiterado el veterano y aún muy lúcido Henry Kissinger que acaba de exponer ese dilema de hegemonía como el principal foco del presente.

En el caso de Estados Unidos sin embargo, y por el actual estado de cosas con la negativa de Donald Trump a reconocer la cada vez más clara derrota que sufrió en las elecciones, está produciéndose un inesperado efecto sobre aquel mensaje que reverbera desde el pasado: una reescritura involuntaria de los textos de Tucídides.
No sería una potencia extranjera ocupando vacíos o reclamando preeminencia la que desplazaría del vértice del poder al imperio actual, sino sus propias contradicciones que limitarían su autonomía y dinámica, abdicando de su lugar en la historia. Esta fractura que experimenta EE.UU., así lo cree la nomenclatura de Beijing, es la constatación del declive irremediable de su adversario. Un proceso que se refleja tanto por la llegada de Trump al poder de la potencia sino, además, en la actual batalla suicida a la que asiste el mundo azorado.
El sociólogo y politólogo Larry Diamond describe con rasgos gruesos en Foreign Affairs la encerrona norteamericana. “Es difícil –dice- establecer analogías con el declive de otras democracias porque ninguna otra democracia liberal adinerada y madura ha sufrido un colapso institucional similar. Pero los grandes signos de la decadencia política son familiares — y alarmantes — para los estudiosos comparativos de la democracia: la creciente polarización, desconfianza e intolerancia entre los partidarios de los principales partidos opositores; la creciente tendencia a ver los vínculos partidistas como una especie de identidad tribal; el entrelazamiento de afiliaciones partidistas con identidades raciales, étnicas o religiosas; y la incapacidad de forjar políticas”.



No son voces solitarias sobre esos desvíos y consecuencias. El ex presidente Barack Obama en A Promised Land, el libro de memorias que publicará el próximo martes, advierte sobre la existencia de "una crisis anclada en el enfrentamiento fundamental entre dos visiones opuestas de lo que es Estados Unidos y de lo que debería ser". Un escenario que revela "el desprecio a las normas y las garantías básicas" que, durante mucho tiempo, tanto demócratas como republicanos "dieron por sentado". 
Este desplome sucede, además, aun antes de la etapa de madurez de la potencia emergente cuando le podría tocar golpear la puerta. Estados Unidos ya adelantó los tiempos de la geopolítica global con el desastre de la crisis de 2008, que impulsó tanto el desarrollo imperial de la República Popular como su certeza de que relevará a Washington. Hoy, desde la perspectiva de esta observación, la crisis electoral estaría dando un vuelo impensado hasta hace poco a esas teorías. En China, lo pudo comprobar este cronista, crece la noción de que el mundo asiste a una nueva geopolítica y que no habrá un retroceso en el litigio con EE.UU. que expuso la guerra comercial. Cualquier cosa que se haga ya no reconstruirá la relación de mutuo aprovechamiento que rigió el vínculo binacional las últimas cuatro décadas.
Desde la perspectiva del gigante asiático, la cooperación y competencia entre Beijing y Washington, que estabilizaba la relación bilateral, se equilibraba en un promedio de “50-50”, según un diseño simplificado que hizo Jin Canrong de la Escuela de Estudios Internacionales de Beijing. El académico resumía que “ahora ese balance es de alrededor de 30-70. La competencia es el 70%, sólo el resto es cooperación. La relación no volverá a lo que era”. Los espacios militares son los nuevos estabilizadores, advertía a su vez, el año pasado, el diario Global Times del PCCH,ncasi a tono con Kissinger que acaba de alertar, sombrío, que en este horizonte “los conflictos militares serán extraordinariamente difíciles de contener”.


Esta evolución tuvo sus profetas. El influyente politólogo polaco norteamericano Zbigniew Brzezinski, la contraparte de Kissinger en el campamento demócrata, había llamado a moderar precisamente el entusiasmo sobre la hegemonía norteamericana que garantizaría el final de la era soviética. Planteó, en cambio, que “los EE.UU son aún la más poderosa entidad pero, dados los complejos cambios geopolíticos en los balances regionales, no es ya el poder imperial global”. En esa circunstancia sugería que “a medida que termina su era de dominio global, los EE.UU. deben tomar la iniciativa en la realineación de la arquitectura de poder global”. Es justamente lo que no hizo Trump y lo que intentará recuperar Joe Biden.
Uno de los pilares de ese esfuerzo del nuevo presidente será la restauración de los valores democráticos más allá de la retórica, como un ariete moral central para sostener el resto del discurso y la diferenciación en la etapa. Es este un dato que será interesante observar desde América latina donde algunas estructuras institucionales imperfectas se ilusionan con que Biden les hará la vida mejor que el populista Trump.
Como señaló Carlos Pérez Llana en Clarín, “tendrá que haber democracia, transparencia y división de poderes (justicia independiente) para recibir financiamiento e inversiones. Esta lógica es parte del capital simbólico de los demócratas y a Trump mucho no le interesaba”.
En esa perspectiva ominosa sobre el cruce con China, hay de todos modos una singular e importante secuencia previa que determina el actual litigio en Estados Unidos. Trump está experimentando su segundo asombro desde que se vistió de político. El primero fue cuando sin poder creerlo ganó las elecciones de 2016 que lo llevaron a la Casa Blanca. El segundo es el de esta derrota que en ningún momento consideró posible.
No debería suponerse que es solo el rencor y un ego considerable lo que está determinando los pasos de rebeldía del líder republicano. Está, claro, su convicción de que debe salir de este encierro negando haber sido derrotado sobre todo frente a “eso” como, con desprecio, en el avión presidencial ante periodistas o funcionarios, describía la imagen de Biden cuando aparecía en las pantallas. Pero, lo que es más grave, es su decisión de demoler aun antes de que comience a andar los cimientos del próximo gobierno. Tiene el poder para hacerlo que le brinda su enorme cosecha electoral y que ha rendido a la dirigencia republicana, parte también de otro explicable aunque asombroso suicidio colectivo detrás del líder.


Elecciones en Estados Unidos - Video: Primer discurso de Biden como presidente electo
Un ejemplo de la profundidad del daño buscado la acaba de consumar con el despido del titular del Pentágono, Mark Esper. Ese relevo, motivado en un antiguo desprecio entre ambos, incluyó el desembarco de un grupo de incondicionales del presidente en esa cartera, cuyos prontuarios han despertado una consistente alarma en los mandos militares. Una de esas figuras, el general retirado Anthony Tata, que ocupa el segundo rango del ministerio, es un furibundo islamófobo que además calificó como “terrorista” al ex presidente Obama.
Por esas presencias, existe la sospecha de que esta nueva dirigencia contempla algún tipo de objetivo sobre Irán, aunque no hay evidencias inmediatas sobre esto, avisa The New York Times. Biden, recordemos, tiene la intención de retomar el acuerdo de Viena de 2015, impulsado por Obama que congeló el desarrollo nuclear de la potencia persa. Era a cambio de la apertura de inversiones, un plan que Trump dinamitó y que pretende que no resucite. Alguna sorpresa está en camino sobre ese conflicto aún antes de que se resuelva el actual enfrentamiento sobre el destino de la Casa Blanca.
En el nuevo funcionariado en Defensa se encuentra el coronel retirado Douglas Macgregor, un duro proponente del retiro total e inmediato de las tropas norteamericanas de Afganistán. El magnate se ha quejado extensamente por la lentitud de sus oficiales para ese regreso masivo de los soldados previsto para estas navidades, un procedimiento que ocurriría sin que se haya avanzado a un acuerdo total en ese país. Dicho de otro modo, un legado de caos para el próximo gobierno.


En el resto de esa patrulla trumpista, entre otros halcones, figura Kashyap Patel, hoy jefe de gabinete de la cartera. Fue uno de los involucrados en la trama secreta de la Casa Blanca para forzar a Ucrania a construir pruebas de corrupción contra Biden y su hijo, la conspiración que terminó en el fallido impeachment contra el presidente.
Estos movimientos indican el estilo de oposición que construirá eventualmente Trump desde el llano. Un escenario que se anuncia aun más complicado si Biden no logra en enero, en Georgia, ganar la dos bancas aun en disputa del Senado, un objetivo por ahora en duda. Esos escaños y su conquista son una explicación central, además, del alineamiento al magnate de los dirigentes republicanos. La campaña no ha terminado.  
La herida interna en EE.UU. sólo parece, así, destinada a agravarse. Es el enorme desafío que enfrenta el demócrata. Deberá convivir con ese lastre y al mismo tiempo convencer al mundo, y especialmente a China, de que EE.UU. está de regreso en la cabecera de la mesa tratando de hacer pie sobre los escombros de la política exterior que consumó Trump. Si no lo consigue, y el ex presidente hará todo lo posible para evitarlo, la trampa de Tucídides se reescribirá, efectivamente, pero esta vez como un callejón.
© Copyright Clarín 2020

POR MARCELO CANTELMI
CLARIN
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
AUDIO - NOTA REALIZADA POR LA PERIODISTA BONAERENSE ADRIANA VALOR NOV 23
TEMA : FUNDACION DE LA CIUDAD DE LA PLATA , EN EL PROGRAMA ...DE POTRERO EN POTRERO ... CON LA CONDUCCION DEL ING. IGNACIO BERRI . SEPT 24
» 1 Audio - Leer más...
Imagen Noticia
La suba del 5% a los jubilados: no hay relato que pueda con el ajuste
En una economía parecida a una montaña rusa, donde el desempleo real ronda el 25%, la inversión cae a pique y el capital productivo que se gasta no se repone. POR ALCADIO OÑA CLARIN
» Leer más...
Facebook
lo + visto
lo + comentado
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra