Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: El boicot contra Martín Guzmán para debilitar la negociación con el FMI
17/05/2021 | 22 visitas
Imagen Noticia
El kirchnerismo condicionó la gira presidencial. Apuntó al ministro de Economía. También le reprochan la inflación. La crisis en Medio Oriente también desnudó límites de la política exterior. POR EDUARDO VAN DER KOOY CLARIN
Alberto Fernández tomó conciencia la última semana, durante su gira por cuatro países de Europa, del clima tóxico que invade a su Gobierno. El kirchnerismo le plantea constantes desafíos y la perturbación del Frente de Todos lo complica. El Presidente debe haber pasado los días más relajados de su gestión. Rodeado sólo de albertistas, sin extraños, dando rienda suelta a la lengua, a la política y la música. Codeándose con primeras figuras del mundo.
Se trata de una ficción que en situaciones siempre complejas de nuestro país sucede a todos los presidentes. El regreso acostumbra a ser traumático. Alberto lo sabía antes de volver a Ezeiza: sus gestiones estaban orientadas a encontrar una salida -que se habría insinuado- para el vencimiento cercano con el Club de París y la negociación de la deuda multimillonaria con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El kirchnerismo, no la oposición, hizo lo posible para enredarle las cosas.
Martín Guzmán fue notificado con distintos correos de varias situaciones. Ha perdido la confianza kirchnerista. También la de Cristina Fernández. Difícil para un ministro de Economía negociar en esas condiciones. Afuera conocen bien lo que sucede aquí. El ministro no está aprobando uno de sus exámenes principales. Posee clave electoral. La inflación de abril se volvió a colocar encima del 4%. Pese a los precios pisados ​​y regulados que aconseja Axel Kicillof, el gobernador de Buenos Aires. La promesa del 29% anual se desvanece definitivamente.
Federico Basualdo seguirá siendo subsecretario de Energía Eléctrica. Guzmán perdió esa pulseada. Pero la interna palaciega se amplió: la responsabilidad por el fallido pedido de renuncia al funcionario parece haber derramado sobre Santiago Cafiero. Dicen que el jefe de Gabinete validó esa maniobra sin consultar al Presidente. ¿Habrá sido, de verdad, así? Hace rato que los K le tienen hambre al nieto del histórico Antonio.
El esmerilado al ministro de Economía –también a Alberto- siguió con una perla del Senado. La impulsó Oscar Parrilli. Es decir, la vicepresidenta. Se aprobó un proyecto de resolución que solicita al Presidente utilizar los US$ 4.320 millones que liberará el FMI –como giros especiales por aumento del capital- para atenuar los efectos económicos de la pandemia y no usarlos para cancelar deudas. No tiene efecto vinculante, aunque incomoda.
Aquello del Senado no sería lo más grave. Un problema mayor pareció aflorar en movimientos detrás de los cuales emergió Máximo Kirchner. El PJ de Buenos Aires, que será desde fin de año conducido por el hijo de Cristina, emitió un comunicado en el que advirtió que “la Argentina de los tarifazos quedó atrás”. El texto fue combinado entre Gustavo Menéndez, intendente de Merlo y actual jefe partidario, y el propio Máximo. Contó además con el aval del ministro del Interior, Eduardo de Pedro. El ganador indirecto fue Basualdo. El perdedor, Guzmán.
Hubo algún adicional. Máximo, de nuevo, y el titular de Enargas, Federico Bernal, que descree del profesor de la Universidad de Columbia, convinieron un proyecto de ley que recaló en Diputados tendiente a aumentar el catálogo de las ciudades con clima destemplado que recibirían subsidios en tarifas. Golpe a la inquietud de Guzmán por achicar el déficit fiscal. Carta nodal en cualquier negociación con el FMI.
En esas condiciones, el Presidente y Guzmán desarrollaron su gira por Europa pidiendo favores para la postergación de pagos al Club de París y la renegociación con el FMI. No resulta difícil comprender por qué razón la Argentina es un país incrédulo para el mundo. Alberto depositó mucho crédito en la reunión que mantuvo con la titular del organismo, Kristalina Georgieva. La mujer búlgara, bien dispuesta, es solo la cabeza de un complejo staff donde sobresale el poder de Estados Unidos. Todavía China no representa un contrapeso, aunque no debe devaluarse el apoyo que esa nación brindó a través del titular de Diputados, Sergio Massa.


Una expectativa similar enfocó la entrevista con Emmanuel Macron. El mandatario francés, igual que el premier Mario Draghi en Italia, se mostraron favorables a la búsqueda de alguna fórmula para que la Argentina no caiga en default a fines de mes con el Club de París. No pueden soslayarse, sin embargo, a sus socios principales que exigirían, como condición, un trato previo con el FMI. O que el Gobierno acepte, al menos, someterse a la revisión anual de la economía que exige el organismo en su artículo IV. Dos de las naciones que sostienen tal idea son Alemania y Japón. Poseen la mayor parte de las acreencias argentinas con el Club de París.
El Presidente relató en general la reunión que mantuvo con Francisco en el Vaticano. Quizás al Papa no le cayó bien que la audiencia haya sucedido después de que Macron felicitó efusivamente a Alberto por la sanción de la ley del aborto. Se trata de un vínculo serpenteante entre ellos. Jorge Bergoglio sabe que el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner lo combatió cuando era arzobispo de Buenos Aires. Pero la sorpresiva devoción presidencial por la religión católica posibilitó una reconciliación iniciada a fines del 2017. Acicateada por la enemistad de ambos contra Mauricio Macri. Algo quedó claro después de la cita: el Papa, como lo ha hecho, seguirá predicando a favor de un acuerdo por el endeudamiento argentino. Igual, hubiera preferido que el contacto no ocurriera en este año electoral.
El fallido comunicado
La balacera kirchnerista desde Buenos Aires contra Guzmán no fue el único escollo que debió sortear la gira presidencial. A la delegación la tomó sin previsiones el recrudecimiento del conflicto en Medio Oriente. Afloró otra evidencia: el Gobierno, como le sucede en el campo económico, tampoco posee margen para establecer un criterio en materia de política exterior. Depende de la línea de pensamiento que dicta el Instituto Patria.
Una pista sobre esa realidad antecedió al recrudecimiento de la violencia entre Israel y Palestina. En diálogo con periodistas, Felipe Solá pareció enfadarse por las preguntas recurrentes sobre la situación en Venezuela. Tuvo una salida insólita: “Venezuela intoxica todo análisis sobre la región”, escapó. En verdad, debe transitar un sendero ínfimo cada vez que lo apremian con el régimen de Nicolás Maduro. Porque desde la época de Hugo Chávez, Caracas mantiene un vínculo estratégico con el kirchnerismo. Algún día, cuando el régimen se derrumbe, si se derrumba, podrán descubrirse las oscuridades de esa alianza.
El comunicado de la Cancillería señaló el “uso desproporcionado por parte de unidades de seguridad israelíes ante protestas por posibles desalojos de familias palestinas”. Mencionó los misiles disparados desde Gaza contra Israel como una simple respuesta. No aludió ni citó que fueron obra del grupo guerrillero Hamas.



El Gobierno que mendiga favores económicos quedó de ese modo descolocado en el concierto internacional. Inclusive en la región. Solo Cuba y Venezuela tuvieron la misma postura. México, Chile y hasta Nicaragua condenaron la violencia de ambas partes. No habría que buscar pliegues en la explicación. Cristina y el kirchnerismo nunca condenaron a los grupos guerrilleros. Locales o del exterior. Sus condenas circunscriben solo al terrorismo de Estado.
Un episodio de la última semana fue, en ese aspecto, revelador. Abundaron las voces de recordación -llamativamente también la de Alberto- por el 47° aniversario del crimen del padre Carlos Mujica. Casi el primer cura villero, en una línea militante de la Iglesia Católica muy distinta a la de Bergoglio. Según la versión del 2008 de Antonio Cafiero, habría sido ejecutado por Montoneros. Otros insisten con la autoría de la llamada Triple A. Organizaciones de matriz peronista. De eso no se habla. Ni siquiera en el siglo XXI.
La explicación del Presidente sobre la postura argentina provocó pasmo. Dijo que nuestro país había respetado la posición de Naciones Unidas. Base para la declaración argentina. Tanta disciplina no se condeciría con otros casos. En octubre del 2020 el Gobierno votó una resolución de condena de la ONU a la violación de derechos humanos en Venezuela. En un comunicado se apartó de aquel dictado. Refirió a los “bloqueos y las sanciones” que presionan a las autoridades venezolanas y especialmente a su pueblo. Cuando se quiere, se puede.
La desubicación argentina resonó, en especial, por la reacción de los países europeos y de Washignton. La UE pidió el fin de la violencia. Subrayó que el lanzamiento “indiscriminado de cohetes de Hamas y otros grupos contra civiles israelíes es inaceptable”. Joe Biden, el presidente estadounidense demócrata, a quien Cristina y su tropa ahora veneran, reclamó una tregua pero manifestó su “inquebrantable apoyo” al legítimo derecho a la seguridad y la defensa de Israel.
El Gobierno cosechó, por supuesto, el rechazo de la comunidad judía en nuestro país. Donde nunca se aclararon los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel. Sucedidos en tiempos menemistas. Hubo críticas desde diversos sectores. Alberto adjudicó todo a un supuesto “lobby opositor”.
La oposición discute en Diputados la ley que concedería al Presidente poderes delegados para administrar la trágica pandemia. El proyecto circula en el Senado. Destila arbitrariedad. Uno de sus cerebros ha sido Vilma Ibarra. La secretaria Legal y Técnica. Conocida por su moderación y su bajo perfil. Cuando le tocó defender el proyecto advirtió que, frente a esta emergencia sanitaria, “no hay decisiones irrazonables”. Inquietante remembranza del absolutismo.

POR EDUARDO VAN DER KOOY
CLARIN
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
Poner distancia del escándalo y de 678
Siguen cayendo funcionarios de la TV Pública por la extracción de $11.400.000, en tanto busca mayor mesura Pablo Sirvén LA NACION
» Leer más...
Imagen Noticia
Vacunas por votos: el clientelismo de la pandemia
A la falta de dosis se le agregan las dificultades operativas para aplicarlas; el escandaloso caso de Misiones: 25% de las vacunas disponibles sin suministrar; allí el 6 de junio habrá elecciones: la campaña oficial es la vacuna POR CARLOS PAGNI LA NACION
» Leer más...
Facebook
lo + visto
lo + comentado
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra