Portada1
Politica: Don Quijote, en la Rosada
20/11/2022 | 34 visitas
Como Alonso Quijano, la portavoz presidencial cree que bastan artificios de caballería para que los pobres dejen de serlo y para que sus mentiras adquieran estatura de verdades incontrastables 20 de noviembre de 2022 LA NACION

Relata Miguel de Cervantes que a Alonso Quijano, de poco dormir y de mucho leer, se le secó el cerebro hasta perder el juicio, creyendo ser un caballero andante llamado Don Quijote de la Mancha. Como Alonso Quijano, de tanto pasar sus noches leyendo de claro en claro y los días de turbio en turbio, Gabriela Cerruti imaginó ser vocera de un gobierno de izquierdas sin advertir que no integra un frente de izquierdas ni de derechas, sino una coalición oportunista armada para lograr la impunidad de su ideólogaCristina Fernández de Kirchner.

La reciente postura del Senado desconociendo el fallo de la Corte Suprema y su discurso en La Plata demuestran que su único interés es eliminar la independencia de la Justicia y virar hacia una autocracia para limpiar sus causas y conservar su fortuna.

Por ello, al ver Cerruti el testimonio doloroso que las víctimas del Covid erigieron con piedras en Plaza de Mayo, lo descalificó adjudicándoselo a la derecha. Erró sus dichos y, en lugar de ser diestra con la siniestra como la vicepresidenta, fue siniestra con la diestra, debiendo pedir disculpas a los deudos por mancillar tan torpemente sus desconsuelos.

Olvidó las piedras que sus compinches lanzaron hace cinco años cuando se trató la reforma jubilatoria en el Congreso Nacional, dejando 162 heridos. Como Alonso Quijano, vio pétalos de flores en apoyo a los jubilados y, ahora, al pie del monumento a Belgrano, en lugar de un pacífico memorial, juró ver peñascos arrojados por gigantes de derecha contra la democracia que ella pretende encarnar.

La vocera Cerruti sabe perfectamente que, para mantener el podio que disfruta, debe tomar por verdadero lo falso, por claro lo que es oscuro y defender lo indefendible. Es alguien que no habla por un frente reformista ni conservador ni progresista ni reaccionario, sino por una coalición sin valores formada para tapar delitos y absolver a delincuentes

Al estar acompañada por la ministra de Mujeres del Reino de España creyó ser la mítica Alexandra Kollontai, pero también se equivocó. El personaje más afín al frente que integra es el franco cubano Paul Lafargue, único yerno de Carlos Marx y autor de El derecho a la pereza. Un best seller en el Instituto Patria.

Como Alonso Quijano, Cerruti no es vocera del Gobierno, sino de sí misma. Si la justa distribución de la riqueza y la honradez en la conducta fueron sus ideales juveniles, bien hace ahora en evadirse de la realidad simulando ignorar que, en su coalición, nadie crea ni distribuye riqueza y, mucho menos, gestiona con transparencia. Como Alonso Quijano, prefiere recrear sus fantasías adolescentes, con lanza en ristre, para deshacer agravios, enderezar tuertos y enmendar las sinrazones que atribuye al macrismo.

Las izquierdas siempre han prometido bienestar con igualdad, ya fuere mediante reformas pacíficas, ya fuere mediante el fusil o la guillotina. Desde Eduard Bernstein en adelante, las democracias sociales han aportado diálogo y propuestas no violentas para equilibrar visiones disímiles. Sobre la base de alternancias y políticas de Estado, las grandes naciones han sabido construir con constancia lo que la Argentina supo destruir con militancias. En 2015, la pobreza era del 20% de la población y ahora supera el 40% y la indigencia, que era del 4.4%, subió al 8.8%. Cerruti sabe que ambas dependen, además, de la inflación y que la emisión de moneda es la herramienta que utiliza su gobierno para dar subsidios sociales y económicos, incluyendo a las empresas públicas, como forma de control social y de enriquecimiento personal. Lo sabe, pero no lo dice, optando por actuar como Alonso Quijano, quien leía de todo, pero no comprendía nada.

La política económica argentina está subordinada a los tuits y mohines de la jefa del Frente de Todos. Ni la inflación ni la pobreza ni la indigencia podrán reducirse si ella considera que las medidas de estabilización pueden afectar sus votos en el conurbano bonaerense. Votos que necesita para continuar gozando de fueros y evitando la prisión domiciliaria, como en Argentina, 1985. Todos los comentarios y explicaciones de la vocera deben ajustarse a ese lecho de Procusto, a riesgo de perder sus piernas o descoyuntar sus coyunturas. Eso lo aprendió bien Cerruti, quien, desde su despacho de privilegio en la Casa Rosada, vio salir 18 ministros del gabinete, pues eran más largos o más cortos que el metro patrón que empuña la mandamás, junto a una afilada sierra para convencer a reticentes.

Como Alonso Quijano, la portavoz cree que bastan artificios de caballerías para que los pobres dejen de serlo y los indigentes tengan su plato de lentejas. Los dichos, las alquimias y los atajos del ministro de Economía, Sergio Massa, semejan las promesas del Quijote a Sancho Panza quien –al comienzo de sus andanzas– no lo creyó loco y le dio en todo la razón. Cerruti sabe que, para mantener el podio que disfruta, debe tomar por verdadero lo falso, por claro lo que es oscuro y defender lo indefendible. En el frente que integra, todos lo hacen a pies juntillas para no desquiciar a la lideresa y merecer como premio alguna ínsula Barataria.

En cuanto a la “ética socialista” que enorgullece a las izquierdas, ningún país democrático ha utilizado la rosa roja y el puño en alto para cubrir un sistema de apropiación de fondos públicos como el estructurado por el matrimonio Kirchner con la complicidad de dirigentes, gobernadores, intendentes, sindicalistas y empresarios. Los bolsos, los cuadernos, la contadora de billetes, los dólares de Florencia, el patrimonio de Máximo, la fortuna de los secretarios, los hoteles vacíos en El Calafate, las obras viales inconclusas y tantas pruebas de los desfalcos harían derrumbarse al partido socialista más antiguo y sólido del planeta. Sin embargo, para la vocera, como Alonso Quijano, solo serían obsequios de súbditos agradecidos por tener un Estado tan dispendioso como presente.

Gabriela Cerruti no habla por un frente reformista ni conservador ni progresista ni reaccionario, sino por una coalición sin valores formada para tapar delitos y absolver delincuentes. Al boyar entre Vladimir Putin y Miguel Díaz Canel, Nicolás Maduro y Daniel Ortega, Basem Naim (Hamas) y Ali Jamenei (Irán), ese frente demuestra que poco le importan los derechos humanos ni el maltrato a la mujer ni el acoso al colectivo LGBT+. Para su espacio, Imelda Marcos es el arquetipo perfecto, pues no solo coleccionó mil pares de zapatos sin ir presa, sino que también logró que su hijo Bongbong llegara a la presidencia de Filipinas.

La jefa envidia a las autocracias de cualquier signo, siempre que carezcan de división de poderes y de Justicia independiente. Es el modelo que pretendió imponer en la Argentina para silenciar críticas, dominar a los jueces y ocultar la corrupción, con el apoyo de un peronismo unido, también responsable de la profunda crisis que atraviesa nuestro país y las inevitables secuelas que tendremos por delante. Aunque, desde su podio en la Rosada, doña Quijano hable mucho y, de esto, no diga nada.

LA NACION
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre politica
Una vacuna revolucionaria
20 de noviembre de 2022 LA NACION
» Leer más...
Planes sociales, delitos y miseria
Es hora de empezar a revertir años de ineficientes gestiones de gobierno que usufructúan la pobreza para alimentar el clientelismo y la corrupción 19 de noviembre de 2022 LA NACION
» Leer más...
Un alzamiento contra la Constitución nacional
El nuevo artilugio del kirchnerismo para seguir birlándole a la oposición un lugar en el Consejo de la Magistratura es de una gravedad institucional extrema 18 de noviembre de 2022 LA NACION
» Leer más...
Gobierno de gerundios y oquedades
La Argentina transita un cambio estructural regresivo, signado por las improvisaciones, la ruptura de las reglas de juego y una retórica virulenta tendiente a profundizar las diferencias LA NACION
» Leer más...
Facebook
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra