Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: Ideología y realidad
28/01/2024 | 14 visitas
Imagen Noticia
Despejar la economía del capitalismo de amigos debería ser una de las funciones primordiales del liberalismo derogatorio que hoy se presenta en las palabras, pero todavía no en los hechos. NATALIO BOTANA CLARIN

La personalidad del presidente Milei se ha desdoblado por imperio de las circunstancias.

Por un lado, si aludimos al discurso que pronunció en Davos, expone una ideología que condena al socialismo como el nuevo espectro que recorre el mundo (no precisamente en el sentido de Marx y Engels) y relega a la condición de convictos a nazis, fascistas, comunistas, socialdemócratas y demócratas cristianos.

Una ensalada indigerible, que no respeta elementales distinciones históricas, y una afrenta a esas coaliciones de liberales, socialdemócratas y demócratas cristianos que combatieron con denuedo a los totalitarismos que conmovieron el siglo XX -el comunista y el nazi-fascista- e instauraron una democracia fundada en la dignidad humana (pude observar muy de cerca el espíritu constructivo de esos partidos en la Europa occidental de hace sesenta años y puedo dar fe de ello).


Por otro lado, en otra cuadro de raigambre liberal, la que en nuestra tradición republicana ilustraron Alberdi, Mitre y Sarmiento, es claro que las normas de la Constitución mandan y, aunque cueste, debemos subordinarnos a ellas. En la noción acerca del liberalismo (o “libertarismo”), que el Presidente esgrime en sus discursos, no figura la palabra Constitución.

Curioso, puesto que la Constitución, sus derechos y garantías, y la forma de gobierno republicana representativa federal, encauza la caudalosa corriente liberal que fecundó a la Argentina en el siglo XIX.

La fecundó, ciertamente, no para producir el país más rico del mundo o una potencia mundial, como suele predicarse sin atender al método comparativo, sino para forjar una nación que, sin duda, avanzó precozmente para incorporarse a la aventura del progreso.

Mientras tanto, en pocas semanas, los acontecimientos se precipitaron. El Presidente y su gabinete arremetieron con dos ambiciosos proyectos -un DNU y una ley ómnibus- que ahora deben ser debatidos y, de ser posible, aprobados por el Congreso. En esto estamos: en la fricción entre ideología y realidad en medio de la crisis que nos legó la irresponsabilidad populista coronada por la gestión de Sergio Massa.

Del concepto de ideología se ha dicho mucho. Nos contentaremos con señalar dos definiciones. Una, más neutra, dice que la ideología es un conjunto de ideas ligadas a la acción; la otra, más crítica, afirma que la ideología es una máscara que encubre privilegios e intereses malsanos.

Las ideas ligadas a la acción del Presidente son propias de un liberalismo derogatorio de privilegios e intereses protegidos por el Estado. Según este enfoque, esa estructura dañina ha generado las crisis en cadena y la declinación que nos aqueja.

Dado que la crisis exige salir cuanto antes de la trampa inflacionaria, el Gobierno respondió con dos instrumentos hartos conocidos: el aumento de impuestos aplicados preferentemente a la sociedad civil y el estilo “ejecutivista”, por retomar una expresión de Joaquín V. González, que opera mediante decretos de necesidad y urgencia, y delegaciones de la potestad legislativa del Congreso al Poder Ejecutivo, entendido como colegislador.

En la negociación obligada, que el Gobierno entabla con el Congreso en estos días, los impuestos en forma de retenciones aplicados al sector agropecuario han despertado la reacción de gobernadores y legisladores.

A su vez, la CGT que rechaza una indispensable reforma laboral, ha lanzado una huelga general después de su increíble pasividad ante el mayúsculo deterioro infligido al mundo del trabajo por el anterior Gobierno.

La movilización del miércoles pasado revela el rostro avejentado de una Argentina corporativa que se niega a pasar a retiro frente a los cambios de los últimos años que le provocaron a los sindicatos una pérdida notable de afiliados concomitante al aumento del empleo independiente e informal. Hoy los sindicatos son minoritarios frente a una población no encuadrada por estas organizaciones que busca otro rumbo y, probablemente, haya abonado la victoria de Milei.

El reverso del corporativismo laboral es el capitalismo de amigos; es decir, la red de privilegios que el Estado sostiene para satisfacer actividades que, sin esa protección desmesurada, no tendrían viabilidad.

Adam Smith, en La Riqueza de las Naciones, un libro que el Presidente admira, imaginó una conversación agradable entre mercaderes y manufactureros (los que en el siglo XVIII ya fabricaban con medios mecánicos) en la cual estos contertulios terminaban tramando “una conspiración contra lo público” para subordinar por medios oscuros el interés general de la sociedad al interés particular de sus emprendimientos.

Estas intrigas operan entre nosotros desde hace años. Son industrias protegidas al extremo, por ejemplo el ensamble de aparatos electrónicos en Tierra del Fuego que pagamos todos, o los fondos fiduciarios para actividades y subsidios sin los debidos controles que acumulan sumas cuantiosas provenientes del Tesoro Nacional. En esta tramoya intervienen tres agentes: quien recibe privilegios en forma de exenciones impositivas, el Estado Nacional que al otorgarlas se desfinancia y, tratándose de provincias, el gobierno que las defiende.

Despejar la economía del capitalismo de amigos debería ser una de las funciones primordiales del liberalismo derogatorio que hoy se presenta en las palabras, pero todavía no en los hechos. Tal vez haya que aguardar a que se envíen al Congreso los proyectos de una reforma tributaria.


Sin embargo, en tanto ello no ocurra, el liberalismo derogatorio quedará rengo de una pata: los privilegios que afectan al trabajo e impiden crecer con más libertades son equivalentes, por su potencial negativo, a los privilegios otorgados a determinadas ramas de la producción.

Son concesiones que enriquecen a quienes reciben tal beneficio, debilitando la consistencia fiscal del Estado. Es tiempo pues de aventar sospechas. La ideología liberal fenece cuando se transforma en una máscara que oculta esas conspiraciones contra lo público; esto es, contrarias el interés general de la República.

Natalio R. Botana es Politólogo e Historiador. Profesor Emérito de la Universidad Torcuato Di Tella.

NATALIO BOTANA

CLARIN
Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
NOTA REALIZADA AL LICENCIADO ERNESTO AMBROSETTI ,CONSULTOR POR EL ING. IGNACIO BERRI FEB 15
NOTA REALIZADA AL LICENCIADO ERNESTO AMBROSETTI ,CONSULTOR EN AGRONEGOCIOS POR EL ING. IGNACIO BERRI FEB 15 EN EL PROGRAMA RADIAL...DE POTRERO EN POTRERO .... POR FM RANQUEL STEREO BUCHARDO -CBA . TEMA ECONOMIA Y SECTOR AGROPECUARIO
» 1 Audio - Leer más...
Imagen Noticia
AUDIO - NOTA REALIZADA A ARTURO NAVARRO , ASESOR Y CONSULTOR POR EL ING. IGNACIO BERRI FEB 15
AUDIO NOTA REALIZADA A ARTURO NAVARRO , ASESOR AGROINDUSTRIAL, POR EL ING. IGNACIO BERRI FEB 15 . EN FM RANQUEL STEREO DE BUCHARDO - CBA . PROGRAMA DE POTRERO EN POTRERO . TEMA : SECTOR AGROPECUARIO Y OTROS
» 1 Audio - Leer más...
Imagen Noticia
La compañera Cristina, combatiendo al capital
Su última declaración jurada como vicepresidenta dejó en evidencia, una vez más, la distancia entre la realidad y el relato. Invirtió más de US$ 150.000 en acciones de multinacionales. ¿Y el discurso nac&pop;? POR SILVIA FESQUET CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
Saludos particulares del Papa, el temor de Javier Milei y la reaparición de Mauricio Macri
Francisco hace política a toda hora. El Presidente duda de su alianza con el PRO. El ex mandatario de Cambiemos arma una nueva cumbre. POR IGNACIO ZULETA CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
Un gobierno emocional que ya quemó la primera etapa
Milei reformula su plan político después del traspié con la ley ómnibus; el retorno a la épica de campaña, los tiempos de la unión con el Pro y el peligro de un Vietnam de entrecasa Martín Rodríguez Yebra LA NACION
» Leer más...
Facebook
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra