Portada1
Notas de Opinion y Editoriales: Un agravio a la democracia del submundo de la política
09/11/2023 | 50 visitas
Imagen Noticia
El escándalo que estalló exhibe las entrañas de un aparato de poder que, conducido por Cristina Kirchner, se ha propuesto acorralar al Poder Judicial hasta su máxima instancia Carlos Pagni LA NACION

Acuarenta años de su refundación es bastante obvio que el mayor agravio que ha recibido la democracia argentina es la cada vez más extendida contaminación de su vida política con las actividades de espionaje clandestino. La información que surge de la investigación que llevan adelante el juez Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Gerardo Pollicita es una grave corroboración de esa tristísima degradación. El caudal de pormenores reunidos por los magistrados es incalculable. Pero lo que ya ha salido a luz alcanza para desnudar un escándalo muy delicado, en el que se superponen significados diversos y se cruzan varias tramas del submundo.



El aroma pestilente, los detalles novelescos, la bajísima calidad de los actores, poseen un atractivo que bordea lo morboso. Sería un error quedar atrapado en ese anecdotario. Porque, si se retira un poco la mirada, lo que adquiere relevancia es la continuidad, con motivos variados, a través de diversos gobiernos, de un mal que presenta rasgos crónicos. El feroz atentado contra la AMIA, el colapso del gobierno de Fernando De la Rúa por la renuncia del vicepresidente Carlos Álvarez, la muerte del fiscal Alberto Nisman o el temprano origen de la fractura de Juntos por el Cambio, son acontecimientos de naturaleza muy dispar, enhebrados por un mismo hilo: ninguno se puede explicar del todo sin tener en cuenta las opacas intervenciones de los servicios de Inteligencia. El que acaba de estallar reviste, sin embargo, una trascendencia inusual: muestra las entrañas de un aparato de poder que, conducido por Cristina Kirchner, se ha propuesto acorralar al Poder Judicial hasta su máxima instancia, para alcanzar un nivel de dominación cuyo propósito más inmediato es la obtención de impunidad.

Las pruebas recogidas por Pollicita respaldan una afirmación preexistente. El jueves de la semana pasada, al comienzo de su descargo ante la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, argumentó que casi todas las acusaciones que el oficialismo le formulaba estaban basadas en pruebas obtenidas al margen de la ley. Parte de ese material era provisto por el policía retirado y exespía inorgánico de la Secretaría de Inteligencia, la actual AFI, Ariel Zanchetta. Entre los receptores de esos datos estaban el diputado Rodolfo Tailhade y el dirigente de La Cámpora Fabián “Conu” Rodríguez.


suboficial retirado de la Policía Federal Ariel Zanchetta
suboficial retirado de la Policía Federal Ariel Zanchetta

Es la primera dimensión de este desaguisado: la manipulación institucional para, a través de operaciones de espionaje, afectar la independencia de los jueces. Esta agresión a la división de poderes tiene, en este caso, una derivación política especial: invalida, invirtiéndola, la teoría del lawfare tantas veces agitada por la señora de Kirchner. Ahora serían los funcionarios judiciales quienes podrían presentarse como víctimas de una persecución política destinada a derribar a la Corte o a producir fallos en favor de la vicepresidenta. Es una de las derivaciones más inquietantes de estas novedades en materia de poder: quiebra el eje central de la actividad pública de la jefa del oficialismo durante más de una década.


En este contexto el papel de Tailhade traficando información obtenida por medios ilegales adquiere mucha densidad. Este diputado ha sido en estos años el adelantado más agresivo de la lucha de Cristina Kirchner contra los tribunales y, en especial, contra la Corte. Y es la figura clave de la comisión de Juicio Político. Tailhade se defiende diciendo que no conocía al espía Zanchetta, que le proveía información. A los más íntimos les asegura que, en realidad, Zanchetta lo contactó a través del “Conu” Rodríguez.


Para entender estos roles y el funcionamiento de la maquinaria a la que sirven, hace falta reconstruir la relación entre el kirchnerismo y los servicios de Inteligencia a través de los años. Tailhade es una pieza clave en ese vínculo. Fue el funcionario al que Cristina Kirchner encargó en 2015 sentarse en el sillón del exonerado Antonio Stiuso para despejar del área de Contrainteligencia el dispositivo que había utilizado Néstor Kirchner en sus incesantes operaciones de espionaje. Tailhade fue un alfíl clave en un conflicto que obligó a Stiuso a refugiarse en los Estados Unidos huyendo de la preocupantes investigaciones judiciales.


El texto elaborado por Pollicita consigna que, mientras Tailhade efectuaba esa tarea, el expolicía Zanchetta prestaba servicios en la AFI. Se basa en un informe del propio imputado en el que explica haber integrado un equipo con los agentes Joaquín Pereyra y Diego Raitano. Son dos personajes importantes, ligados a Fernando Pocino, otro engranaje principal en el sistema de Inteligencia kirchnerista. Pereyra era el enlace entre Pocino y su alter ego en el Ejército, el general César Milani. Raitano fue durante años el chofer de Pocino, con todo lo que eso significa: el hombre que tenía acceso a buena parte de sus movimientos, contactos y conversaciones. Hay quienes afirman que hoy Raitano revista en una embajada ante un país latinoamericano. Cuando Oscar Parrilli y Tailhade desembarcaron en la AFI para desmontar el imperio Stiuso, Pocino fue su guía profesional. Tenía lógica: Cristina Kirchner lo conocía como agente de Inteligencia desde los tiempos en que ella ocupaba una banca en el Senado. Cuando su esposo llegó a la Casa Rosada, Pocino se convirtió en el espía preferido. Trabajaba en coordinación con el entonces vocero Miguel Núñez.

El ex espía Antonio Jaime Stiuso
El ex espía Antonio Jaime StiusoTwitter @marielfitz

El equipo Pocino-Milani sumó al poco tiempo a un tercer eslabón: Hugo Matzkin. Era el subjefe de la Policía Bonaerense, procedente del área de Inteligencia. Cuando llegó al Ministerio de Seguridad de Daniel Scioli el fiscal Carlos Stornelli, una de sus primeras medidas fue desplazar a Matzkin. Sin embargo, al poco tiempo lo reincorporó, a instancias de su amigo Pocino, con quien Stornelli rompió más tarde relaciones. Matzkin desempeñó, en coordinación con Pocino, un rol estelar durante la gestión de Scioli, con Alejandro Granados como ministro de Seguridad. El vínculo con Granados se estrechó tanto que el policía terminó integrando el equipo de gobierno del municipio de Ezeiza, hasta estos días.

Estos datos permiten entender que Zanchetta, que prestó servicios en la Secretaría de Inteligencia/AFI como agente informal entre 2009 y 2015, formó parte del corazón del sistema de espionaje al servicio de Cristina Kirchner, que coordinaba Tailhade. Es interesante advertir cómo ese plantel se recicló durante el gobierno de Alberto Fernández. Tailhade se convirtió en un parlamentario clave. Y al frente de Contrainteligencia de la AFI quedó uno de sus subordinados políticos, Esteban Carella.


Es curioso: el primero en descalificar esa designación es un tal Ariel Sancheta, en una nota del portal Realpolitik, del 19 de diciembre de 2019. La publicación tiene una sutileza: está ilustrada no con una foto de Carella sino con una del “Conu” Rodríguez, a quien el texto no menciona. ¿Un error o un mensaje? Para la misma época Sancheta le dirige una carta abierta al nuevo Presidente, defendiendo al personal de carrera de la agencia de Inteligencia. Parece ser un pseudónimo del espía Ariel Zanchetta, quien ante la Justicia se presentó como periodista de ese medio. Eso sí: los testigos que ofreció para demostrarlo no quisieron presentarse en el juzgado.

Rodolfo Tailhade en la Comisión de Juicio Político en Diputados
Rodolfo Tailhade en la Comisión de Juicio Político en DiputadosRodrigo Néspolo

Al poco tiempo las actividades se ordenaron. Desde la AFI comenzaron a pedir a Zanchetta informes a su reducto de Junín. Un signo del estado en que se encuentra el régimen de inteligencia estatal. Y otra promesa incumplida de Alberto Fernández, quien iba a terminar con el espionaje irregular. El policía-espía comenzó también a enviar informes a Tailhade, que estaba en el Congreso. Aunque el trato más asiduo lo tuvo con el “Conu” Rodríguez. Este dirigente de La Cámpora, mano derecha de Máximo Kirchner en materia de relaciones con la prensa, requería información al espía. Primero, desde el área de Comunicaciones de la gestión de Axel Kicillof. Después, desde la AFIP, donde se desempeña hasta ahora.

El papel de “Conu” Rodríguez es revelador. No sólo porque es mucho más demandante que Tailhade, un detalle que el diputado aprovecha para decir “yo nunca le pedí nada, nunca le pagué”. “Conu”, en cambio, no sólo está interesado en conseguir datos sobre jueces: intenta indagar sobre un espectro mucho más amplio de personajes públicos. Entre ellos hay numerosos dirigentes del oficialismo. La curiosidad más notoria de “Conu” tiene que ver con la vida de Victoria Tolosa Paz. Le pide detalles a Zanchetta en vísperas de que esta funcionaria, del círculo más estrecho de Alberto Fernández, esposa de su mejor amigo, Enrique “Pepe” Albistur, sea designada ministra de Desarrollo Social. “Conu” se encargaría de que esa información fuera publicada en La Plata, donde Tolosa Paz milita. Pero la ministra no es el único blanco. Zanchetta debió conseguir información sobre dos jefes de “Conu”: el anterior, Kicillof, y el actual, Carlos Castagnetto, jefe de la AFIP. Entre esos objetivos está también Tailhade, victimario que ayer se presentó en la Justicia como víctima.

Para espanto de muchos kirchneristas salen de este modo a luz varios datos incómodos. La Cámpora contaba con su propio sistema de espionaje, que se financió hasta ahora con fondos que la provincia asigna a publicidad. ¿Tendrá algo que decir Kicillof sobre este manejo del presupuesto bonaerense? El gobernador, que ha guardado un silencio negligente sobre las fechorías de Martín Insaurralde, tal vez debería emitir algún mensaje frente a este otro escándalo. Más allá de disfrutar que ambos episodios mortifican a su principal adversario, Máximo Kirchner.

Fabián Conu Rodríguez
Fabián Conu Rodríguez

El aparato de espionaje de Cristina Kirchner tiene un tentáculo en la AFI, Carella. Pero lo que demuestra la relación con Zanchetta es que se mueve por fuera de la agencia estatal. Sólo así sería posible poner bajo la lupa a gente del propio oficialismo, a los “funcionarios que no funcionan”, de Fernández. Las revelaciones sobre este comportamiento están teniendo un efecto durísimo en la feligresía de la vicepresidenta. Uno de sus más fervorosos devotos comentaba ayer: “Nosotros podemos tolerar, y hasta avalar, que Cristina espíe a Rosatti o a otros jueces. Va con nuestra idea del lawfare¿Pero cómo justificamos que espíe a compañeros? ¿Qué hacemos ahora con todo lo que dijimos sobre Macri cuando espiaba a Larreta o a Santilli?”. Lindo acertijo.

Hay otro funcionario al que esta trama le exigiría alguna definición: Sergio Massa. No sólo porque es el candidato a presidente de este vapuleado oficialismo. La AFIP, donde trabaja el “Conu” Rodríguez, es un organismo descentralizado que depende del ministro de Economía. Es allí, a esa mega base de datos, adonde el kirchnerismo envió a “Conu”, atragantado de curiosidad. De modo que Massa no sólo tiene injerencia política, a través de los diputados Ramiro Gutiérrez y Micaela Morán, en el destino del ataque que el kirchnerismo promueve contra la Corte. También debería resolver el inconveniente que plantea la presencia de “Conu” Rodríguez en su equipo. ¿Encontrará el escapista Massa una nueva excusa para evadir su responsabilidad sobre conductas irregulares de su propio gobierno? Y, en tren de hacer preguntas, en una eventual Presidencia suya, ¿La Cámpora seguiría controlando la Ansés? ¿Y el Pami? ¿Y Aerolíneas?

La irrupción del escándalo de espionaje, asociado a la embestida contra la Corte, es una novedad catastrófica para la campaña de Massa. El ministro tuvo que hacer malabares para que se postergue el tratamiento del dictamen acusatorio, que sus diputados acompañan hasta ahora. Sobre esa dificultad se instalan las fechorías de Zanchetta. El rival de Massa, Javier Milei, se presentó ayer como querellante en la causa, reclamando su condición de víctima. Es bastante previsible que, durante el debate del próximo domingo, cuando el candidato de Unión por la Patria le reproche ser antidemocrático, Milei pida explicaciones sobre el antro de espionaje clandestino que él como ministro tiene dentro del organismo de recaudación.


Compartir
Compartir
Ir a Inicio
galería de fotos (0)
galería de videos (0)
galería de audios (0)
comentarios de la gente
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 3 + 12:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Enviar comentario
Todavía no hay comentarios. Escriba el suyo.
noticias similares sobre notas de opinion y editoriales
Imagen Noticia
AUDIO NOTA REALIZADA AL LIC JORGE INGARAMO ECONOMISTA, POR EL ING. IGNACIO BERRI NOV 22
NOTA REALIZADA AL LIC. JORGE INGARAMO , ECONOMISTA, POR EL ING. IGNACIO BERRI NOV 22 EN FM RANQUEL STEREO DE BUCHARDO - CBA . PROGRAMA DE POTRERO EN POTRERO . TEMA : ECONOMIA
» 1 Audio - Leer más...
Imagen Noticia
Temblor e intriga en torno a Milei: se baja Reidel, talla Werthein, sube Scioli
Milei debe conseguir recursos humanos de los que carece y, además, adecuar la teoría a la realidad. En su entorno y en sus designaciones, aun las que se hicieron públicas, nada es seguro. RICARDO KIRSCHBAUM CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
Idas y vueltas con las designaciones, pero al final Milei sale del paso con pragmatismo
Los cambios han sido para mejor. Fortalece su relación con Macri quien, dicen, se cuida en no proponer ni vetar. POR RICARDO ROA CLARIN
» Leer más...
Imagen Noticia
AUDIO - NOTA REALIZADA A ARTURO NAVARRO , ASESOR Y CONSULTOR POR EL ING. IGNACIO BERRI NOV 22
AUDIO NOTA REALIZADA A ARTURO NAVARRO , ASESOR AGROINDUSTRIAL, POR EL ING. IGNACIO BERRI NOV 22. EN FM RANQUEL STEREO DE BUCHARDO - CBA . PROGRAMA DE POTRERO EN POTRERO . TEMA : SECTOR AGROPECUARIO Y OTROS
» 1 Audio - Leer más...
Imagen Noticia
Cuáles son las certezas sobre Milei
Entre tanto ajetreo político, en medio de tantas versiones que se desvanecen poco después de nacer, es conveniente repasar qué es cierto y qué no es cierto en los preparativos del próximo gobierno Joaquín Morales Solá LA NACION
» Leer más...
Facebook
lo + visto
lo + comentado
Mensajero
Nombre:
Comentario:
Ingrese la suma de 4 + 5:
IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.consultoralospotreros.com/.
Enviar mensaje
encuestas
¿Qué te parece nuestra nueva web?
Buena
Excelente
Muy Buena
Votar
cotizaciones
seguinos en facebook
Secciones de la web
Categorías de noticias
  • Economía
  • Internacional
  • Notas de Opinion y Editoriales
  • Politica
  • Para contactarse con nosotros
    Consultora Los Potreros

    Fanpage: Consultora Los Potreros Informacion Politica ,Gremial e Internacional @informacionpoliticogremial prensalospotreros@gmail,com www.consultoralospotreros.com
    Comercializado por VeemeSoft
    Sombra